Cruzando valles noruegos con mi mejor amiga

IMG_4912.JPG

[Click  here for English version]

Entramos a Noruega por tierra desde Suecia. En teoría, la frontera entre ambos países es invisible, pero rápidamente notamos la diferencia cuando dejamos atrás las planicies del sur y nos adentramos a la tierra de montañas y fiordos.

Después de unos días mágicos en Oslo, partimos a nuestra parte favorita del viaje: el parque nacional Jotunheimen. Escuché de este lugar a través de una persona que sólo he visto una vez en mi vida, que en una plática intensa me contó sobre su experiencia de diez días cruzando senderos entre las montañas del parque. Unos meses después, planeando un viaje de vida con mi mejor amiga desde los 7 años, la convencí que ésta tenía que ser nuestra primera parada.

Fueron 6 horas de viaje en bus desde Oslo hasta el pueblo de Gjendesheim. Todo el viaje estuvo lleno de sentimientos de nostalgia y familiaridad: miles de árboles de pino con troncos delgados colocados de manera ordenada y casi perfecta, picos nevados, carreteras curveadas, rótulos con nombres largos e impronunciables, casas de madera color rojo con blanco y formaciones de agua reflejando las nubes pasajeras. Era el lugar visualmente impresionante que recordaba y que tanto me había marcado unos meses antes cuando lo visité por primera vez.

En Gjendesheim, la vista no tenía comparación. Había un lodge principal con pequeñas cabañas y tiendas de acampar alrededor, todas frente al lago Gjende, el cual por estar formado con agua de un antiguo glaciar resalta un color esmeralda y parece terminar cuando el agua se une con dos grandes montañas nevadas al horizonte. Llegamos un martes, lo que hacía que el ambiente estuviese bastante calmo, a pesar de ser temporada alta. Los ruidos de los carros se habían quedado ahogados varios kilómetros atrás y mutaron para convertirse en sonidos de ferrys ocasionales que llegaban a dejar y recoger senderistas, mezclados con campanadas de las cabras que corrían por todos lados y cantos de pájaros que seguramente hace poco habían migrado de vuelta para el verano.

IMG_4928.JPG

Nos registramos y nos dicen que acampar es gratis (¡una de las cosas que más amo de estos países!) y revisamos el programa de nuestra ruta. El plan era descansar y al día siguiente iniciar temprano el famoso sendero del Besseggen Ridge; 14 kilómetros a través de cuatro valles a 1800 msnm. Entre las dos formas de hacerlo, escogimos la ruta más dura pero la más escénica y menos concurrida, empezando en Gjendesheim y terminando en el pueblito de Memurubu, para luego volver por ferry hacia el punto de inicio.

img_4914

IMG_4913.JPG

La primera noche fue bastante dura principal (y sinceramente) porque no escogimos el lugar más plano para acampar 🙂 y porque no esperábamos que la temperatura estuviese tan baja a pesar de tener el famoso ‘sol de media noche’ presente. Este fenómeno absuuurdamente increíble se debe a la ubicación cercana del país con el círculo polar ártico, que hace que en días de verano el sol no se oculte completamente. Era como que si en vez de minutos, el atardecer durase horas; y con una ‘noche’ así, cuesta conciliar el sueño.

IMG_4946.JPG

IMG_4916.JPG

Durante el camino pasamos recargando nuestras botellas con agua fría de los lagos, tomamos la costumbre de saludar a todos los senderistas, nos encontramos a familias, personas con prótesis, acróbatas, perros deportivos y hasta alces libres. Cruzar los cuatro valles nos hizo subir y bajar muchísimo, por lo que pausábamos de vez en cuando para respirar y tomar quinientas fotos que le hicieran justicia a los paisajes. Pero sin duda, la parte más impactante en todo sentido fue cruzar el estrecho de Besseggen, el cual no sólo es el punto más alto de la ruta, si no que se encuentra junto a un precipicio. Al lado derecho se ve el lago Bessvatnet, el más limpio de Noruega con un color azul oscuro, mientras que al lado izquierdo está el lago Gjende, con su agua celeste glaciar. Y aunque el enfoque principal era que este lugar paisajísticamente impresionaría a cualquiera, los nervios nos entraron al ver que si queríamos continuar teníamos que descender hacia esos lagos a través de una colina y sosteniéndonos con las manos.

IMG_4974.JPG

IMG_5028.JPG

IMG_5041.JPG

IMG_5058.JPG

IMG_4970.JPG

IMG_5061.JPG

[Lo curioso es que lo que más rescato de esos momentos no son meramente las vistas, si no los pensamientos que se me venían a la mente: ¿Cómo llegamos a estar las dos aquí, en este lugar tan lejano a aquel donde crecimos? ¡Cuántos procesos de cambio hemos pasado cada una y aún así estamos acá! ¿Cómo pasamos de compartir meriendas en el recreo del colegio a apoyarnos mientras cruzábamos cuatro valles a pie? Analizo la situación al mismo tiempo que los detalles del paisaje y me doy cuenta que como viajeros vamos a los mismos lugares pero nunca vemos lo mismo; la diferencia en cada experiencia se basa en gran parte en la mentalidad con que entramos y lo que logramos sentir durante ella].

IMG_4985.JPG

Después de 9 horas, llegamos a Memurubu, con una mezcla de felicidad y alivio, pero sabiendo que por quince minutos habíamos perdido el último ferry de regreso a nuestra tienda de campaña. [*Fac]. Sin otra forma de irnos, tuvimos que pagar por una litera (carísima) en el refugio local y así, con pesar y con la ropa que usamos todo el día, nos dormimos en un segundo. Pero cuando nos despertamos al día siguiente en aquel pueblito a las faldas de las montañas y tomamos el ferry de regreso, cruzamos miradas, poniéndonos de acuerdo en silencio que este lugar mágico ya nos había llenado; no había espacio para pesares. Habíamos caminado por una tierra perfectamente accidentada, pasado una noche de sol, alzado la bandera de Nicaragua, comido gallo pinto improvisado, tomado leche en polvo y dormido con ropa sudada. Todo juntas y celebrando 20 años de amistad.

IMG_5066.JPG

IMG_5071.JPG

IMG_5074.JPG

IMG_5080.JPG

 

Advertisements

One thought on “Cruzando valles noruegos con mi mejor amiga

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s